lunes, 17 de abril de 2017

Los grimorios.

En la cultura del mundo mágico, podemos encontrar el concepto del “libro de sombras” este nombre se ha popularizado últimamente por la wicca, dado que cada coven o cada wicca individual suelen tener el suyo. Sin embargo también existen en otras ramas del mundo esotérico.

Un “libro de sombras” puede ser definido como un diario donde se toman nota de experiencias, es una herramienta de auto-aprendizaje, de recordatorio de practicas y sobre todo sirve como respaldo de la propia evolución.

Hay quien escribe su “libro de sombras” con alguna codificación, normalmente alfabetos alternativos o aunque mas en desuso mucha floritura simbólica.

Lo cierto es que “libro de sombras” es una forma moderna de llamar a un grimorio, es exactamente lo mismo y esto me da pie a comentar sobre los grimorios históricos que se han popularizado.

El mas conocido, sin ninguna duda, dado que se ha popularizado tremendamente es el
Grimorio de San Cipriano o Libro de los Tesoros, también conocido como el Ciprianillo, supuestamente fue escrito en el año 1001 pero lo cierto es que no se conoce nada sobre el antes de 1885 que un bibliotecario gallego llamado Bernardo Barreiro, dijo haberlo encontrado en los archivos de la diputación de A Coruña. Lo cierto es que hay muchas dudas de su autenticidad, en especial porque pocos meses después de que milagrosamente encontrara el libro el mismo Bernardo Barreiro publicó: “Brujos y astrólogos de la Inquisición de Galicia y el famoso libro de San Cipriano”

El que mas rueda por círculos mágicos cerrados se llama La gallina negra, desconocemos el autor, pero el texto apunta a un militar francés que recibió las enseñanza de la manera tradicional de maestro a alumno. El hecho que este escrito como libro de notas da pie a su autenticidad como grimorio autentico. En realidad, creo que es el mas popular entre los entendidos, muy por encima de Ciprianillo.

También es muy conocido a nivel popular el Legemeton también llamado Clavícula de Salomón o Llave menor de Salomón. Es un grimorio de demonología muy influido por el catolicismo, es el inicio de las magias Goeticas. Lamentablemente como todo lo popular, no es lo mejor, su texto es una clara traducción (y engorde con texto adicional) de otro celebre grimorio, el De praestigiis daemonum  también es la fuente básica del libro “el descubrimiento de las brujas” de  Reginald Scott

El libro de las leyes es un gran documento-grimorio, es el primer libro-fuente con recetas para adquirid poderes y fortalezas, el problema es que es una enseñanza basada en la mística árabe que se publico en un grimorio llamado Kitab an-nawamis que también fue la fuente básica de la idea del Necronomicón de H. P. Lovecraft

Siguiendo con grimorios árabes, llegamos a Gāyat al-hakīm, es un tratado de magia talismánica y esta considerado la madre de todos los grimorios en cuanto a la realización de talismanes y formas de protección.

Como rareza dentro de este mundo tenemos el Galdrabók cuyo nombre significa literalmente “libro de magia”, es un grimorio extraño, no solo por su orígen islandés sino por que está escrito por cuatro personas distintas y es un precioso compendio de hechicería nórdica, llamada Sedir, de corte chamanico, curandero y fundamentalmente dirigido a los problemas que sufren las mujeres, con practicas basadas en la fuerza del sexo femenino y su uso.

Entramos en las artes capricas, cuyo grimorio mas famoso es el Albanum Maleficarum o El Libro del Blanco Amuleto, de origen cabalístico, voy a decir algo: es el grimorio perfecto para aprender, explica como tiene que ser el mago, que tiene que disponer para practicar, como se invoca y contiene todos los conjuros, hechizamientos, sortilegios y encantamientos de las Artes mágicas. Lamentablemente no conozco edición en Castellano, pero si en Catalán por lo que con cierta paciencia se puede leer.


Hay decenas de grimorios publicados, ademas de los nombrados yo recomendaría: Liber Juratis, Picatrix y el grimorio de Turiel.

En cualquier caso, el aprendizaje es siempre de la mano de un experto y casi nunca estos libros se pueden leer si una amplia base esotérica detrás y sin gran conocimiento del simbolismo.