lunes, 17 de noviembre de 2014

La simbología de Matrix

Aunque nos parezca un argumento novedoso, la trilogía de Matrix, toma como base un argumento muy antiguo, evidentemente modernizado y puesto al día para ser atractivo para el espectador.

La película parte de la base que la inteligencia artificial se a adueñado del planeta y los seres humanos estamos en una situación de suspensión donde toda la actividad es mental, así de nuestras emociones y sentimientos se crea una energía que esa inteligencia artificial usa para su propio funcionamiento. Es decir, el argumento es que el universo es mental.

Pero en realidad esta idea no es nueva, la primera vez que se apunta al concepto de un universo irreal que solo existe en nuestra mente, podemos entreverla en el mito de la caverna de Platón donde su argumento es una alegoría acerca de vivir creyendo que lo irreal y falso es la verdad. 

En la cultura popular, vemos que hay muchos libros que tratan el mismo argumento, Borges es un buen ejemplo de esto o mas clásico podríamos apuntar a La vida es suelo de Calderón de la Barca.

En filosofía esta tesis, llamada Solipsismo, fue defendida principalmente  Georges Berkeley  propuso que no se puede saber si un objeto es, sólo puede saberse un objeto siendo percibido por una mente, por lo tanto la realidad es tan subjetiva como la persona que la piensa.  Berkeley, que era Obispo, lo pusieron en un aprieto, le preguntaron que si en una zona remota que nadie había estado, nadie la conocía y nadie podía pensarla, existiría pues por si misma, Berkeley contestó: Dios piensa, por eso existe.

Hemos empezado con cine, hemos pasado a filosofía, pero este blog es de esoterismo. ¿Qué tiene que ver Solipsismo con el esoterismo?. Básicamente si pensamos que la realidad es subjetiva, hay tantas realidades como personas que las piensan, en consecuencia aparecen ante nosotros una gran cantidad de situaciones a contemplar, en especial ¿Vemos todos la realidad del mismo modo?, en consecuencia ¿podemos afirmar que exista una realidad única? Y ahondando mas ¿pueden haber planos de existencia o de conciencia que sean percibidos por unas personas si y otras no? Y dándole una vuelta de tuerca al tema ¿es posible cambiar la percepción?

Mi opinión es que no existe una realidad única, hay diferentes realidades en función de las percepciones de dicha realidad individuales y por ende pueden haber planos percibidos por unas personas y no por otras, ¡cuantas veces he escuchado a quien sufría por tener percepciones que otros consideran locura!.



La capacidad de ver y mas que ver entender esas realidades, depende de la vibración personal, y esa vibración esta representada en Matrix, con la celebre escena de las pastillas azul y roja, siendo la roja la vibración del despertar que Morféo (hijo del dios de los sueños en la mitología) ofrece de si mismo al aprendiz Neo (nuevo), para que pueda ver como el, sentir como el y contemplar un mudo nuevo como el ya ve.

No creo que Matrix sea una película con contenido iniciático, creo mas bien que bebe en mitos universales y esos mitos están presentes tanto en el mundo profano como en el mundo iniciático, queda pues leer de esos mitos universales para  comprender el camino a seguir, para, que, como Neo, podamos ver un mundo nuevo velado a las personas que su capacidad vibracional e iniciática es insuficiente... eso si, nadie ha dicho que sea fácil.