domingo, 10 de agosto de 2014

El círculo filosófico de Carlomagno.

En las crónicas escritas sobre Carlomagno por Eginardo en su celebre “Vida de Carlomagno”, una lectura superando la biografía y las costumbres del gran Emperador, se puede rastrear la existencia de tres círculos de sabiduría. 

Eginardo fue un erudito carolingio nacido y educado en lo que ahora conocemos como Alemania, en aquella época era el reino Franco de Carlomagno.  Gracias a el tenemos la primera crónica de un rey-emperador y comprendemos mejor la formación de Europa.

Eginardo, como decíamos anteriormente relata la existencia de tres círculos de sabiduría: la escuela carolingia, la escuela palatina (quizás la mas conocida) y el circulo filosófico carolingio.

La escuela carolingia.

Convertido Carlomagno ya en emperador, creó la escuela laica, que no se refiere al concepto actual de separada de la religión si no que a ella podían acceder laicos, es decir, personas no consagradas al clero. Evidentemente no se refería al pueblo si no mas bien a la corte, el mismo y sus descendientes fueron educados en gramática, retorica, oratoria, dicción, astronomía y arimética entre otras disciplinas. Estaba a cargo de la escuela palatina y sus alumnos eran principalmente los hijos de los nobles y altos funcionarios.

La escuela palatina.

Fue una agrupación de sabios en un lugar físico, el palacio carolingio de Aquisgran, desarrollada por Alcuino de York, un monje mas que probablemente adscrito a la Misión Anglosajona(1), en esta escuela palatina se trabajó con la idea de unificar la cultura. La escuela palatina se reunía a petición de Carlomagno en cualquier punto del palacio y en esas reuniones se expresaban los avances en todas las disciplinas. El resto del tiempo, los sabios se encontraban en los scriptoriums o en la biblioteca palaciega.

El circulo filosófico.

De entre los profesores de la escuela palatina, nació el circulo filosófico. El circulo filosófico se reunía periódicamente a instancias de Carlomagno y en sus reuniones los nombres eran sustituidos por nombres simbólicos, en su mayoría tomados de la biblia y de la roma y Grecia clásica, sabemos que Adelardo de Corbie (San Abelardo), fue “Homero” y que Paulino de Aquilea (San Paulino), fue “Trinidad”.

Posiblemente el circulo filosófico carolingio, fue el punto intermedio entre las escuelas atenienses y las logias y pronaos actuales. Aunque conociendo el cariz de la corte carolingia, es bastante improbable que los temas tratados fueran mas allá de la mística religiosa católica.


(1) La Misión Anglosajona fue un movimiento de las islas británicas que consideraban a los europeos continentales poco menos que seres inferiores a los que había que ilustrar. En lo político los británicos actuaron igualmente en sus colonias y en el ámbito esoterico, aun mantienen esta idea, en el mundo masónico británico aun se mueve la idea que solo es masón aquel que tiene permiso de la gran logia de Inglaterra, incluso tienen rituales para británicos y no británicos.