lunes, 21 de julio de 2014

La Masonería del Islam

El titulo “Masonería del Islam” posiblemente sea sorprendente en la primera lectura, posiblemente al leerlo hagas una búsqueda en Internet y lo mas probable es que encuentres una gran cantidad de paginas que hablan de la relación de la fe islámica y la masonería. El Islam ha sido la ultima de las grandes religiones en subirse al carro de la condena a la masonería, concretamente en el Colegio de Jurisdicción Islámica de 1978. Las razones para la condena son prácticamente las mismas que esgrime el catolicismo, con algunos matices propios de las diferencias culturales y teológicas.

Buscando con mayor extensión sobre el tema del titulo, posiblemente encontremos bastante información intentando relacionar, no sin cierta dificultad, la masonería occidental con el sufismo, no es la razón de este post la relación entre el mundo sufí y la masonería, cierto es que el sufismo es esoterismo en el mundo del Islam y la masonería es (o era mas bien) esoterismo en el mundo judeo-cristiano. 

En cualquier caso tienen puntos de coincidencia en cuanto a lo esotérico, oculto, discreto, profundo y poco entendible desde el punto de vista de los ojos profanos, y sobre todo, que tanto un masón como un sufí aprende de su pensamiento y no por las arengas o sermones.

En este post, vamos a hablar de una sociedad poco conocida que en esencia si podemos considerar “Masonería del Islam” incluso teniendo en cuenta la poca o nula relación entre ambas, esta sociedad es conocida como Hermanos de la Sinceridad, esta sociedad esta radicada históricamente en Irán e Iraq, países claramente Chiíes en la actualidad geográficamente se ha extendido a Georgia, Armenia Azerbaiyán y otras repúblicas ex-soviéticas, llegando por la emigración al centro de Europa.

Posible inicio de los Hermanos de la Sinceridad.

Entre los siglos VIII y XI de nuestra era, numerosos sabios musulmanes, Avicena, Al-Fârabi, Al Kindî y sobre todo Abdul-Mashif al Himsî, hicieron traducciones del los textos neoplatónicos, hablamos de textos como la supuesta “Teología de Aristóteles”(1) y otros libros. De algún modo, esta influencia neoplatónica llegó a los gremios artesanales musulmanes, en Al-Andaluz, el Magreb y en Oriente Medio, su llegada imprimió carácter y en la ciudad de Basora (actual Iraq), se concretizo en una escuela de sabiduría neoplatónica, neopitagórica y hermética, fusionándose o complementándose con el Chiísmo. 

Contrariamente a la masonería occidental, tenemos la mayoría de los compendios, cartas y textos redactados sobre la filosofía de esta sociedad que constituyen un monumento del pensamiento del Islam, matizado y exaltado por el esoterismo neoplatónico.

Estructura.

Se reúnen 3 veces al mes, la primera reunión es filosófica, la segunda es esotérica y la tercera es lúdica, algunas fuentes apuntan a una cuarta reunión mensual puramente administrativa. 

Disponen de 4 grados: Artesanos, Políticos, Reyes y Filósofos, que coincidirían en sentido practico con los grados de Aprendiz, Compañero, Maestro y R+C de la masonería occidental.

Algunas informaciones adicionales.

El sacerdote y arabista Miguel Asín Palacios, en su libro “Huellas del Islam” decía:  
“El espíritu que informaba las doctrinas de los Hermanos de la Pureza puede resumirse en pocas palabras: bajo el disfraz musulmán encubrían difícilmente las teorías emanantistas de los gnósticos y neoplatónicos: Dios o el Uno Potiniano crea por emanación a las hipóstasis del mundo ideal (intelecto, alma y material), y por medio de estas hipóstasis produce los seres particulares del mundo espiritual (ángeles, almas, genios) y del mundo corpóreo o físico (esferas celestes, minerales,, vegetales, animales). El hombre, meta de la emanación cifra y resumen de todas las perfecciones creadas, es un mundo pequeño o microcosmos: por su doble naturaleza espiritual y corpórea, es a la vez un ángel y un animal, ocupando en la escalas de los seres el peldaño intermedio entre ambos. Su perfección y su fin ultimo consiste en despojarse de las propiedades animales para adquirir por purificación o catarsis las propiedades angélicas de su naturaleza espiritual. La purificación se obtiene por la practica de las leyes éticas de los sabios y filósofos de los pueblos y revelaron los profetas de las religiones positivas."
Miguel Cruz en su  “Historia del pensamiento en el mundo islámico”, catedrático de psicología, arabista y filosofo, asimila el pensamiento de los Hermanos de la Sinceridad, como un cuerpo mas filosófico.

Volviendo a la comparación con la masonería occidental, esta toma a Dios como el Gran Arquitecto del Universo, los Hermanos de la Sinceridad lo ven como un artífice sabio, que el sabio ama al creador y el que crea es el que ayuda a su hermano y esta, junto con los ritos, es la principal diferencia. Les unen otras cosas, como el amor a la verdad, la geometría como base del pensamiento, los ritos de muerte y resurrección simbólicas etc.

En la actualidad la masonería occidental esta ganando terreno en los territorios musulmanes de mayoría religiosa suní, en especial en el Magreb y en Oriente Próximo, quedando como reducto de los Hermanos de la Sabiduría los lugares chiíes y algunos grupos emigrados.

Nota adicional

Los Hermanos de la Sinceridad, también se conocen como “de la Pureza” o  “de Pureza, Amigos Fieles, Venerables e Hijos de Gloria”, las fuentes oficiales indican que desaparecieron en el siglo XI, pero hay datos de existencia en siglos posteriores, el ultimo dato, es un manifiesto en un diario sueco en lengua árabe llamado “Akhbar Skåne” en años recientes.


(1) no existe un libro llamado “Teología de Aristóteles”, se cree que es un compendio entre las Eneadas, algunos libros de Plotino y textos de Filón, Jambico y Pocio. En el libro “El nombre de la rosa” de Umberto Eco, hacen referencia a el como “Tercer libro de poética de Aristóteles"