lunes, 23 de junio de 2014

Robert Fludd, medico, alquimista, rosa cruz y mago

Robert Fludd
Robert Fludd
Retomamos la mini serie de grandes personajes del esoterismo con Rober Fludd, (1574 – 1637), medico formado en Oxford, y alto funcionario en la corte de la Reina Isabel I, fue miembro del Parlamento Britanico. Para la historia convencional quedará como el pensador que propuso la idea de los actuales colegios de médicos.

Para nosotros, lo que recordamos de el son otras cosas. Fludd fue un humanista muy influenciado por la obra de Paracelso y el movimiento pre-teosófico, hasta tal punto que dedico cinco años de su vida a viajar por toda la Europa continental a fin de asimilar experiencias y conocimientos tanto en los procesos médicos que se aplicaban, como nuevas corrientes de pensamiento que bullían en la época. En esos viajes conoció y se entusiasmo con el movimiento rosa cruz, incluso escribió un corpus filosófico del mismo llamado “Tractatus apologeticus integritatem Societatis de Rosea Cruce defendens (1617)” que se basaba tanto en la filosofía rosa cruz como en el Antiguo Testamento. Esta obra fue la que le provoco fuertes rechazos desde el mundo ortodoxo y casi perpetuos hasta el fin de sus días desde las ámbitos religiosos que le acusaron de panteísmo y de mago. Por ello, su obra nunca fue editada en Inglaterra teniendo que recurrir a otros países para su publicación.


Maquina del movimiento de Robert Fludd
Maquina del movimiento de Robert Fludd
Su tratado rosa cruz, no es su obra cumbre, esta es “Utriusque Cosmi, Maiorisscilicet et Minoris, metaphysica, physica, atque technica Historia” (Un mayor sentido del Cosmos, la metafísica, la física, la técnica y la historia, enlace a una versión inglesa).

Ademas de su aportación a la rosa cruz, la idea que le da un interés excepcional, es su defensa de una medicina basada en la Magia simpática, también conocida como la magia imitativa, es un tipo de magia basada en la imitación o la correspondencia, la idea surge de un axioma: aplica el remedio al arma que provoca la herida, que dicho así es absurdo pero la realidad demuestra que no lo es tanto. Habla de atacar la causa y no la consecuencia.

Las vacunas actuales, la homeopatía y otras técnicas están basadas en esta idea.

Robert Fludd murió en Londres, no sin antes inventar una noria de “movimiento perpetuo” y otras aportaciones a la ciencia, en especial a la música y a la medicina.

Se le atribuye también haber sido Gran Maestre de Priorato de Sion.


Obras principales publicadas en vida:
Tractatus theologo-philosophicus, Frankfort 1616.
Tractatus apologeticus integritatem Societatis de Rosea Cruce defendens, Verona, 1617
Philosophia Sacra et vere Christiana, Frankfort, 1626
Medicina Catholica, Frankfort, 1629


Obras Póstumas:
Mosaicall Filosofía, Londres, 1659.
Geomanticus, Verona, 1687.