miércoles, 30 de abril de 2014

Los colores en el mundo ritual.


En todos los rituales iniciáticos así como rituales de toda índole se utilizan los colores con una significación bastante definida, tanto es así que sería bastante sencillo entender que está pasando en un ritual simplemente observando los colores, sean estos en las vestimentas, o en la decoración o incluso en velas u otro tipo de accesorios.

El negro se utiliza para simbolizar el Nigredo, la putrefacción, la muerte previa a cualquier intento de renovación o transmutación, podríamos asimilar el Nigredo, al fin de un momento, al acabose de un tiempo profano para entrar en terreno sagrado. El negro se utiliza en casi todos los rituales que en su expresión marcan un descenso hacia la muerte del pasado, para renacer acto después.

El blanco se utiliza para simbolizar el Albedo, blanco lunar asociado a la luna nueva, y como símbolo medieval lunar asociado a la mujer, símbolo de renacimiento, necesario tras la muerte representada en el nigredo.

El rojo se utiliza para simbolizar el Rubedo ultima fase de la representación alquímica de la renovación, el enrojecimiento provocado por el crisol donde se refunden o refundan los conceptos que dan lugar a una vida nueva.

Evidentemente la significación puede variar si tratamos con rituales de culturas ajenas a la occidental, dado que la significación de los colores no es igual en el orbe, por ejemplo, el negro, es expresión de duelo en Occidente. Pero en otras partes del mundo es el blanco el que juega ese papel y así ocurre con toda la gama del arco íris.

Desde un prisma occidental y mas allá de los colores alquímicos, negro, blanco y rojo, los significados se asocian a la heráldica, veamoslos:

  • Azul oscuro (Azur): Deber, derecho, norma y ortodoxia,
  • Verde (Sinople) : Identificado por los ritos caballerescos, se relaciona con el equilibrio, la honra, la cortesía y el respeto..
  • Amarillo (Oro): Se asocia con el buen criterio, con la sabiduría, razonamiento y apertura de mente.
  • Blanco (Plata): Honestidad, verdad, unidad, neutralidad.



Para acabar, una anécdota, celeste para los niños y rosa para las niñas: El celeste es conocido como campo de Cielo, originario de Italia, paso a Bavaria y de aquí por matrimonio de la Reina Victoria con Alberto de Sajonia-Coburgo a la corona inglesa y por ello quedo el celeste para los niños y el rosa para las niñas, Dado que Celeste era el blasón de Alberto y Cardinado (o rosa) el de Victoria.