lunes, 7 de octubre de 2013

El árbol de la vida cabalistico.


Hablar de la cabala implica necesariamente hablar del diagrama conocido como árbol de la vida, comprende diez círculos que simbolizan esperas funcionales de la naturaleza de la realidad, así como diferentes caminos o senderos espirituales que las unen entre ellas marcando los diversos caminos posibles, estos indican con sus líneas de relación las interconexiones entre los círculos y caminos espirituales.

Los 10 círculos se llaman sephiroth en su conjunto y sephirah en singular cuando hablamos de uno de ellos, estos se perciben sean en conjunto o por separado como puntos energéticos y estados en plano físico.

Estos son los nombres y significados de cada una de las sephirah

La mas alta, Kéter (La Corona. Providencia equilibrante).
Jojmá (La Sabiduría).
Biná (La Inteligencia siempre Activa).
Jesed (La Misericordia. Grandeza).
Gevurá (La Justicia. Fuerza).
Tiféret (La Belleza).
Netsaj (La Victoria de la Vida sobre la Muerte).
Hod (La Eternidad del Ser. Gloria).
Yesod (El Fundamento. La Generación o piedra angular de la Estabilidad).
La más baja Maljut (El Reino. Principio de las Formas).

El camino entre la sephirah mas baja del árbol, Maljut, que representa el plano mas básico de la naturaleza hasta la mas alta Kéter que representa la iluminación absoluta, el árbol nos enseñan 22 caminos posibles para ascender por El Camino. Ascendiendo por las vías de las esferas, accedemos a aspectos cada vez mas sutiles de la realidad, comprendiendo tradiciones que por su habitualidad están desterradas del plano esotérico, como Tiféret, el grado cristico o tradiciones tan ocultas como Jesed, la comprensión de la maestría.

Kéter y los 7 círculos periféricos conforman la escuadra de protección del buscador de la luz y los 3 círculos interiores la postulación, el aprendizaje y la maestría. Si al árbol sephirotico, lo desdoblamos en su parte espiritual, se representa con el metratron o su representación más moderna la flor de vida, que los lectores de este blog ya conocen perfectamente.