jueves, 12 de septiembre de 2013

Hiram, un símbolo más profundo que el de la masonería


La leyenda del maestro Hiram, el constructor, que sirve de base a la iniciación masónica en el grado de Maestro y otros posteriores, es un relato figurativo que poco o nada tiene que ver con los datos de dicho constructor que se encuentra en las Escrituras Bíblicas a la que la leyenda le concede el arranque de la misma al libro de los Reyes.

Hiram de Tiro,
o Hiram Abiff
Si nos atenemos a la leyenda Bíblica, Salomón hizo llamar a Hiram de Tiro (Reyes 7:13) como constructor del Templo y este cumplió su cometido y esto es todo el dato Bíblico de la leyenda de Hiram, a partir de este momento, la leyenda masónica cuenta que el constructor separó a los obreros del templo en aprendices, compañeros y maestros y estos tenían sueldos y condiciones laborales y de conocimiento de la obra relacionadas a su nivel, tres malos obreros de nombre Jubelas, Jubelus y Jubelon, se conjuraron para arrancarle los secretos de maestro.

Jubelas, una noche, espero al Maestro en la puerta del sur y le pidió los secretos, al no conseguirlos intento matarlo con una regla.

Malherido el maestro quiso escapar por a puerta del oeste, donde le esperaba Jubelus que también intentó arrancarle los secretos de Maestro, al no conseguirlo le golpeó con una escuadra que le produjo una nueva herida.

En su último aliento, intento escapar por el este y Jubelon lo golpeó en el tercer ojo con un mazo de tallar provocándole la muerte.

Jubelas, Jubelus y Jubelon, enterraron al Maestro en el monte Moriah y colocaron sobre la tumba un ramo de acacia, posteriormente embarcaron huyendo de Jerusalén, con destino Etiopía, sin embargo fueron capturados y ejecutados como indicaba la ley. Sucedió entonces que  el rey Salomón ordeno la búsqueda del Maestro y de sus secretos.

Hasta aquí el corto apunte Bíblico y la leyenda masónica, sin embargo, como hemos dicho con anterioridad, la masonería guarda mucho simbolismo pero los masones no suelen tener capacidad de entenderlo. 

¿Qué o quien es Hiram?.

La palabra original en hebreo Hiram, esta formada por tres consonantes y una vocal ח ד י ם (jet, rest, mem y como vocal iod), cabalísticamente hablando jet es la luz del sol, rest representa el aire y el viento como el medio que transmite sonidos y luz, mem es referencia de agua (nota, las vocales no tienen significado cabalístico). Podemos pues decir que el hombre de Hiram es un símbolo del agente universal, el sol como fuente divina y su transmisor en la tierra. Fuego, agua y aire... en la tierra.

Hiram, ese constructor, no lo es, es el puente entre el cielo y la tierra. Quien tenga oídos para oír, que oiga