lunes, 3 de junio de 2013

Claves esotéricas de la procesión del Corpus de Valencia.


Ayer se celebró la fiesta del Corpus Christi, técnicamente, esta fiesta debería celebrarse el jueves que sigue al noveno domingo después de la primera luna llena de primavera del hemisferio norte, pero por razones de operativa logística suele desplazarse al siguiente domingo.

Casa de las Rocas.
Sobre esta fiesta, eminentemente católica y dedicada a proclamar y aumentar la fe en la presencia de Cristo vivo en la custodia, poco vamos a hablar en este blog, sin embargo queríamos resaltar algunos detalles esotéricos que desde el siglo XIV coexisten en la procesión del Corpus de Valencia (España). ¿Qué fue primero, la manifestación esotérica o la religiosa?, una pregunta que deberíamos hacernos después de leer estas breves líneas.

La procesión, comienza con las rocas, que son carruajes, y junto a las rocas otros carruajes  representando animales mitológicos e imposibles, grifos, dragones y otros de los que solo tenemos conciencia clara del origen de uno de ellos, la Tarasca (de Tarascon)  y que también existe en otras procesiones del corpus.

Posteriormente salen los “gigantes” y “enanos” bastante populares en la geografía española e inmediatamente después, los gremios, que a primera vista, podemos pensar que son representaciones del pueblo trabajador, pero no olvidemos que de los gremios nacen los masones, los compagnon, los carbonarios y otras sociedades esotéricas.

Las Rocas
A continuación, la danza de la “Moma” y los “7 Momos”, la iconografía religiosa habla que la Moma, una mujer vestida de blanco representa la virtud y los Momos representan los 7 pecados capitales.  Una vez mas la iglesia tergiversando la simbología. ¿los pecados capitales?,  ¡Acabáramos!, Momo, es un ser mitológico, hijo de Nix y su nombre significa literalmente “broma”, Momo es el dios de la broma, de la risa, del sarcasmo y la ironía de la burla. Moma es un dios de la tierra de la vegetación que muere y siempre vuelve a resucitar con trabajo.  La danza es un canto a la diversión a la risa y a la alegría del continuo trascurrir de la vida. Para disimular, en el siglo XVIII se incorporaron otras danzas a la Moma como "La Mangrana", “Pastoretes”, "Caballets", “Arquets”, "Llauradors" y "Turcs” (algunas de ellas de gremios)

Los Cirialots.

Posteriormente desfilan en la procesión del corpus, imágenes, religiosas entre las que se mezclan otras menos católicas. En efecto, entre San Miguel o Moisés, aparecen: Melquisedec, la serpiente de bronce, los ángeles “bobos”, los músicos ciegos, las matronas, copa y serpiente, las águilas romanas y por supuesto los “cirialots” conocidos por el pueblo por los sabios o los ancianos, que no vamos a comentar mucho mas por que la imagen lo dice todo.

Y no vamos a comentar dado que la imagen, pese a estar distorsionada por la simplificación, dispone de elementos simbolicos suficientes para comprender, a ojos entendidos, que son y que representan los "cirialots".