lunes, 27 de mayo de 2013

¿Por qué el esoterismo no es una fe?


En ocasiones se dice que el esoterismo es una neo religión, una sustituto de las grandes religiones y en ocasiones es vista como la vía de escape a la necesidad de trascendencia del ser humano ante la caída de la venda que cubre nuestros ojos al ser educados en las instituciones monoteístas.

Pero esto no es así, el esoterismo no es un mito o una fe que calme las ansias de saber que llenan la mente del ser humano y que a menudo, desde la fe religiosa, se intentan paliar con dogmas o respuestas predefinidas.

Si algo nos une a todos los interesados en el esoterismo no es que tengamos las mismas respuestas, como en el caso de la religión, sino que nos hacemos las mismas preguntas y a partir de ellas especulamos con diferentes soluciones, basadas en nuestra experiencia.

La fe, suple el desconocimiento con dogmas y en ocasiones con auto convencimientos de la imposibilidad de comprensión basada en nuestra naturaleza humana. Sin embargo, el esoterismo es contrario a este principio, lo incomprensible se experimenta y el dogma es marginado.

Es por ello, que el esoterista no es un creyente, es un experimentador que avanza por los caminos de perfección ética, personal y espiritual, de modo individual, en ocasiones bajo la guía de un Maestro.