martes, 23 de abril de 2013

El método científico y el método esotérico.


Todos conocemos la idea llamada “método científico”, que sin ser único y estable, es un conjunto de reglas de para buscar un camino infalible del conocimiento, desde una propuesta racional.  En general el método científico se basa en observación, inducción,  hipótesis, experimentación , antítesis y tesis.

Lo esotérico, entendido como lo reservado a determinadas personas, incluye una fenomenología que no puede ser estudiada por el método científico y por ello este se utiliza como dogma de la inutilidad de la búsqueda del camino personal del dominio de uno mismo.

No puede ser estudiado mediante método científico porque lo esotérico es una manifestación siempre subjetiva, carente de exteriorización material. La percepción de lo esotérico es tan diversa como experimentadores de la misma existan.

Por lo tanto nos vemos obligados a la auto-verificación o a la demostración por similitud de sensaciones entre diversos observadores.

Sin embargo, no es difícil encontrar  la aceptación de la verdad subjetiva de un tercero en base a la buena fe, desvirtuando la comparación de las diversas subjetividades y generando una especie de bola de nieve de experiencias, siempre subjetivas, generando una idealización de la experiencia esotérica.

Desde GFB nos manifestamos a favor de la discreción, de la mínima expresión de la experiencia esotérica a fin de que, cualquier cosa que se manifieste, sea al menos constatable o referenciado a una verdad individual y siempre subjetiva.