lunes, 4 de marzo de 2013

Una reflexión.


El hermetismo, el esoterismo, son permanentemente denostadas, casi ridiculizadas, pero un observador se da cuenta que los principios esotéricos son universales y a veces, expresados desde otro punto de vista mas ortodoxo, admitidos como validos.

El Kybalion expresa en su principio del mentalismo “Todo es mente, el Universo es mental”.

En otro orden de cosas, queremos hablaros del obispo George Berkeley, en su libro “Diálogos entre Hylas y Philonus” concluye en boca de Philonus que “todo lo que se percibe de inmediato es una idea: y ¿Puede una idea existir fuera de la mente? ¡Solo existe la mente!.  Ya puestos a hablar de la mente, un gran científico como Albert Einstein explico que: “…los conceptos físicos son creaciones libre de la mente humana y, a pesar de lo que pueda parecer, no están determinados únicamente por el mundo exterior”

Sin embargo, para el común de los mortales, para el exotérico, para el dogmático y el que vive con los ojos cerrados, Einstein era un genio, el obispo George Berkeley fue un filósofo irlandés muy influyente y el kybalion es superchería para ignorantes.

¿Cuál es la diferencia entre los tres planteamientos?, ninguna, no hay diferencia, dicen lo mismo.

El esoterismo enseña verdades que muchas veces, la ciencia, la religión y la filosofía tardan siglos en descubrir… y las que no han descubierto.