viernes, 4 de enero de 2013

Introducción al viaje astral.


La creencia en el cuerpo astral se sustenta en la dualidad humana, que constaría en un cuerpo físico visible por los sentidos ordinarios y un cuerpo energético de subjetiva apreciación que los antiguos llamaban “cuerpo radiante”. 

A menudo se confunde, no sin cierta razón el Aura con el cuerpo astral, el primero es la manifestación física de la existencia del segundo y solo es percibido mediante equipos como la cámara Kirlian, un instrumento de detección del efecto corona, o por las particulares condiciones de algunos dotados.

Pese a que la teosofía y otras corriente esotéricas separan ambos conceptos, nosotros valoraremos en este articulo que el Aura es la manifestación del cuerpo astral.

El cuerpo astral, no es un órgano, sin embargo se posee de la misma forma que se posee un corazón, cerebro e hígado. El cuerpo astral seria en realidad el Hombre Real ya que el cuerpo físico, no es mas que el instrumento y motor del cuerpo astral. Desde un punto de vista filosófico, esta afirmación nos llevaría a consecuencias interesantes para la vida cotidiana, al considerar el cuerpo como un motor del verdadero yo, quedarían eliminados muchos condicionantes sociales.

Decimos que el cuerpo astral es el Hombre Real, no hay que confundir esta afirmación con el concepto religioso del alma, ni tampoco como la fuente de la mente. Los escépticos, los racionalistas, relacionan el Hombre Real con la mente, siendo esta un órgano que reacciona ante impulsos eléctricos, pero este articulo no va dirigido a científicos racionalistas, los cuales tienen todo nuestro respeto, va dirigido a buscadores de una verdad Tradicional que trasciende la religión, la ciencia y la filosofía. Va dirigido a los que piensan que hay mas de lo que vemos.

El cuerpo astral tiene una forma sutil semejante y pareja con el cuerpo físico en condiciones habituales, variaciones ligeras relacionadas con los estados de animo, sensaciones o salud, nos rodea y esta embebido con nuestro cuerpo físico. 

Sin embargo, el cuerpo astral, en diferentes condiciones: trances, síncopes, desvanecimientos momentáneos, o psicotropicos, analgésicos, el cuerpo astral puede separase temporalmente es lo que se conoce como proyección astral involuntaria. Este fenómeno puede ocurrir  nunca, en ocasiones o a diario.

Sin embargo, si estas leyendo este articulo, probablemente estés buscando información sobre proyección consciente o voluntaria, es decir, quieres controlar tu cuerpo astral y recordar el viaje. En este caso, el viaje sera consciente, alerta y podrás comprobar objetivamente la experiencia, observando lugares conocidos e incluso que no conocías con anterioridad.

Queremos ser tan honestos, que no nos cansaremos de decir que es una experiencia subjetiva y que la ciencia niega esta posibilidad al no haber constancia en condiciones controladas.

Pero volvamos al tema.

Existe un cuerpo astral y puede ser proyectado voluntariamente ¿por que no hay manuales que expliquen como hacerlo?, ¿Por que nadie ha publicado el libro “Viajes astrales para dummies”?, ¿Cuál es la causa?.

Sencillamente porque el desdoblamiento astral voluntario es una practica solo accesible para iniciados, con una fuerza y control energético superior a lo habitual (nota: no es un superpoder, es simplemente que del mismo modo que solo un arquitecto diseña correctamente un edificio, solo un iniciado controla su energía vital y astral).

Ir a la segunda parte.