martes, 22 de enero de 2013

Introducción al viaje astral II


En días pasados escribimos un post con el titulo “Introducción al viaje astral” donde ya nos manifestábamos en dos sentidos:

  • Existe un cuerpo astral y puede ser proyectado voluntariamente 
  • el desdoblamiento astral voluntario es una practica solo accesible para iniciados, con una fuerza y control energético superior a lo habitual


Constatamos por las interacciones con nuestros lectores que todos ellos se quedan con la primera frase: “existe un cuerpo astral y puede ser proyectado voluntariamente” pero de algún modo ignoran la segunda frase: “el desdoblamiento astral voluntario es una practica solo accesible para iniciados, con una fuerza y control energético superior a lo habitual”


Hacer un viaje astral no es subirse a un autobús, no se compra un billete ni existe una técnica infalible para realizarlo. Es un practica posible pero hay que trabajarla.

El astral es un cuerpo energético anclado y unido al cuerpo físico por varios puntos a los que llamamos chacras(1) y como quien desmonta una rueda de un coche, es necesario trabajar todos y cada uno de los anclajes para liberar y re-anclar el cuerpo astral y el físico

Esto implica un equilibrio energético, mental, el aprendizaje del ese “atornillamiento y destornillamiento” de los chacras según el símil de la rueda de coche antes indicado. Y para ello es necesario conocer, cual es el punto de partida, que hay que trabajar en ese cuerpo astral y en la mente del viajero.

Lamentablemente este es uno de los saberes esotéricos popularizados que, a fuerza de su propio conocimiento publico se ha profanado, por lo que muchos llegan a decir, con cierta inconsciencia: ¿me enseñas a hacer un viaje astral?.

Siempre contesto lo mismo, ¿para que?, ¿estas preparado?, ¿cual es el objetivo?. 

El trabajo para conseguirlo es arduo y largo, es fundamental la voluntad del que quiere aprender, pero... hay que aprender muchas cosas antes, para empezar, a no pensar que se puede decir: ¿me enseñas a hacer un viaje astral? y pretender que con un cursillo es posible.




(1) Cuando se habla de chacras en relación al cuerpo astral nos referimos a los 6 centros de energía inmensurable situados en el cuerpo humano y sus reflejos posteriores, el chackra sajasra-ara, “del sentido”, “maestro” o “sutil” no interviene