viernes, 28 de septiembre de 2012

La hipnosis como fuente de cognición


Si en algún punto las practicas esotéricas y al ciencia, que casi siempre están discutiendo, tienen un punto de encuentro, este es en la inducción hipnótica. 

La pelea se centra en que en los planos espirituales se llama hipnosis y tiene una finalidad astral y en la ciencia hipnoterapia con una finalidad terapeutica, pero el concepto es el mismo aunque no su finalidad.

La finalidad de la ciencia en la hipnoteriapia está en la lucha contra el tabaquismo, obesidad,  dolor y otras manifestaciones de la falta de salud.

Técnicas hipnóticas del antiguo Egipto
La hipnosis para el camino es un método para mejorar la cognición y las características del iniciado, existen precedentes históricos del uso de técnicas similares a la hipnosis empleada por los egipcios en los llamados Templos del Sueño. Básicamente es una experiencia basada en una exposición de experiencias imaginativas. 

La hipnosis puede ayudarnos a mejorar nuestra capacidad cognitiva y en especial a potenciar las facultadas que ya tenemos, nuestra visión es mayor que la terapéutica que solo se plantea su función fisiológica para trabajar en temas como, cambios de conducta y sentimientos, mejora en el deporte, etc

Para la cognición, no es suficiente esta exposición imaginativa si no que esta debe ir orientada a forzar interacciones con la parte de nuestra mente que se ocupa de la gestión de nuestra esencia.  

Nuestra mente trabaja de entre 4 a 150 ciclos por segundo, siendo 4 un sueño profundo y 150 una alerta vital, son los llamados estados Alfa, Beta, Theta etc.  Pero en el camino pensamos que es totalmente funcional la dualidad de un estado Delta de sueño en nuestro cuerpo físico y un estado Alfa en nuestro cuerpo astral. 

La hipnosis ayuda a disociarnos y en consecuencia a saltar a otros mundos, que están en este.