viernes, 3 de agosto de 2012

hermetismo


Las escuelas iniciáticas, son en esencia portadoras de una verdad universal, esta verdad universal son un conjunto de, enseñanzas, ritos, técnicas o tradiciones filosóficas. Como verdad, como luz, no es accesible a todos los seres humanos, no por elitismo, si no por que si para ver es necesaria la luz, el exceso de luz ciega y no todos están preparados para un exceso de luz.

Las escuelas iniciáticas, todas ellas, conservan en su seno toda o parte de esa verdad universal, que llamamos Tradición y para evitar que su luz ciegue a la humanidad, estas, se han empecinado en transmitirlas mediante la iniciación, diversos círculos, diversos grados cuyas enseñanzas son secretas o de difícil acceso, por eso se transmiten a una minoría selecta, los iniciados.

Cada escuela iniciática ha puesto en valor parte de esa Tradición y en la mayoría de casos esa Tradición se encuentra mas o menos velada en las escuelas iniciáticas, por lo que todas son, pero no son todas las transmisoras de la verdad.

Las escuelas orientales son mas energéticas y humanas, las occidentales mas filosóficas pero, tomemos la que tomemos, en su esencia, todas, transmiten una misma Tradición.

En esa Tradición hay conceptos transversales, unitarios y comunes y entre esos conceptos transversales, el hermetismo, es quizás, el mas relevante.

Voy a saltarme deliberadamente, sobre el hermetismo clásico toda referencia, solo indicar que hermetismo, es el conjunto de doctrinas atribuidas a Hermes Trimegistro, sea este quien sea, baste indicar que Hermes Trimegistro no es el mismo personaje si antendemos al hermetismo moderno, a la cultura sufí o a Abraham y otras personalidades.

En la Tradición, lo que si es importante es la hermética, el lenguaje para iniciados que debe leerse con ojos de iniciado, por que si no se convertirían en un galimatias absurdo.

Hago un inciso importante, la enseñanzas de la Tradición, son sencillas, no existe realmente ningún humano que las desconozca, sin embargo, conocimiento no es sabiduría. Del mismo modo que hoy todos conocemos que es un melocotón, su masificación y comercialización ha conseguido que todos hayamos perdido conciencia de su sabor, textura y olor. Seguir la tradición, seguir el Camino, es re-aprender lo que nos hace humanos y comprender las verdades que el Génesis representa como la sabiduría de quien conoce la verdad de haber probado el árbol del bien y del mal.

Volviendo al lenguaje hermético, si se me permite, simbólico, ningún texto Tradicional esta hecho para profanos, esta hecho para iniciados y como iniciados hay que leerlo.

Nolite daré sanctum canibus neque mittatis margaritas vestras ante porcos, ne forte conculcent eas pedibus suis et conversi dirumpant vos. Que viene a ser traducido “No deis a los perros lo que es santo, ni echéis vuestras perlas delante de los puercos, no sea que las pisoteen con sus patas, y después, volviéndose, os despedacen”. De donde viene el refrán, no echeis margaritas a los cerdos.

Por lo tanto, los textos herméticos hay que saber leerlos.

Tomemos como ejemplo, el “Compositum ” (1)

Preparacion del agua primera

Toma dos libras de vitriolo romano, dos libras de salitre y una libra de alumbre calcinado. Machácalo bien, mezcla perfectamente, ponlo en un alambique de vidrio, destila el agua de acuerdo con las reglas ordinarias, cerrando bien las junturas por temor de que se escapen los espíritus. Comienza con un fuego suave, después calienta más fuertemente; calienta en seguida con madera hasta que el aparato se ponga blanco, de suerte que destilen todos los espíritus. Cesa entonces el fuego, deja que se enfríe el hornillo; aparta cuidadosamente esta agua, porque es el disolvente de la Luna; consérvala para la Obra, ella disuelve la plata y la separa del oro, calcina el Mercurio y las flores de Marte; comunica a la piel del hombre una coloración morena que se va con dificultad. Es el agua prima de los filósofos, es perfecta en el primer grado. Prepararás tres litros de esta agua

Este es un ejemplo claro de texto hermético, en una receta supuestamente alquímica, que no lleva a ningún sitio nos dicen como preparar el “agua primera”

Vamos a traducirlo.

La primera fase de la iniciación es el ¿vitriolo? ¿De verdad creemos que en el medievo era fácil conseguir sulfato cúprico? ¿no sera “vitriol” Visita Interiora Terras Rectificatur Invenies Ocultum Lapidum” (Visita el interior de la tierra, rectificando encontraras la piedra escondida)?, es decir, conocerse a uno mismo.

Después habla de la receta y pasa a lo importante “disolvente de la luna”, es decir, conocerse a uno mismo, aleja la oscuridad, “conservarla para la obra”, la luz conseguida del propio conocimiento y después, la sopresa “comunica a la piel del hombre una coloración morena que se va con dificultad” aparecerá alguien que de un modo u otro sera fugaz en tu vida.

Es la puerta a la filosofía hermética. Tres veces vivirás este trance.

La receta del compositum es un texto hermético que habla de la primera iniciación personal, la que muere el profano para que un iniciado renazca, habla , de la presentación al pronaos rosacruz, de la cámara de reflexión masónica, de la cueva templaria, del circulo personal del camino o de la iniciación por la meditación zazen.

Por ello un iniciado debe saber a aprender a leer los textos herméticos, ser mas que un profano y comprendelos.

(1) Compositum de compositis de Alberto el Grande.