lunes, 14 de abril de 2014

Dejar de ser desierto.


Si nos hacemos eco de los relatos del antiguo testamento, encontraremos una aparente contradicción que guarda en si misma una enseñanza y un valor fundamental: dejar de ser desierto.

El libro del Éxodo relata una travesía del pueblo de Israel durante 40 años por el desierto y sin embargo el libro de Deuteronómio especifica que: 1,2 Once jornadas hay desde Horeb, camino del monte de Seir, hasta Cades-barnea. 

Un trayecto de once días, recorrido en 40 años. ¿Por qué?

Antes de dar una explicación a ello, el mismo libro del Deuteronomio explica que el Éxodo termina el primer día de un undécimo mes, es decir el primer día del mes de “Menagem Av” (el que consuela). No podemos saber que fecha actual sería por que el calendario hebreo es lunisolar, por lo que no podemos saber la fecha exacta sin conocer el año y el relato bíblico no cita siquiera el nombre de Faraón para poderlo datar, sin embargo podemos decir que en cualquier caso, es Julio o Agosto actual. Es decir, el exodo termina en un punto de maximo calor y sufrimiento.


¿Por qué el relato nos indica una travesía por el desierto de 40 años para un trayecto de 11 días?. Fundamentalmente por que no hablamos de una travesía por el desierto física, no hablamos de un peregrinar, hablamos que el pueblo de Israel en su conjunto, eran un desierto.

El relato del Éxodo, nos habla de las batallas con los amalecitas, con los amorreos, y otras visicitudes, pero fundamentalmente salir del desierto implicaba tener una guía, un destino. Ese destino se representa con las tablas de la ley, y con la prohibición de entrar en la tierra prometida al mismo Moisés y a los jóvenes con edad de entrar en guerra. Es decir, llegar a la tierra prometida solo puede hacerse desde el pacifismo (léase la bonhomía) y la guía del destino.

Así, llegar a nuestra particular tierra prometida implica tener una guía, un destino, un objetivo claro y definido así como una actitud personal de honestidad y aplomo. Es la única manera de salir del desierto.

Las complicaciones de la vida hacen que nos enroquemos en los problemas y que nos generemos auto convicciones de dificultades. En esta situación, las travesías de once días, duran cuarenta años.

Descubre tu camino y deja de dar vueltas 


lunes, 7 de abril de 2014

El séptimo sentido, el misticismo y las carreras de motos.


Estimado lector, quizás seas aficionado a los deportes de velocidad como las motos GP o el F1, en ese caso sabrás que en ambos deportes, así como otros deportes de alta precisión y velocidad, la exigencia física y mental de los pilotos es extrema. Con independencia de las cualidades innatas del piloto y las capacidades técnicas del equipo de ingeniería así como el entrenamiento, entran en acción los psicólogos deportivos que hacen coaching con el fin arañar una milesima de segundo en el pensamiento > acción > reacción del corredor.

Los Couch deportivos enseñan que más allá de los cinco sentidos, nuestras mentes se encuentran unidas, y basta con eliminar el pensamiento secuencial para sumar los sentidos y pensar de modo holístico, haciendo que las sensaciones y recepciones de información formen parte de un mismo campo mental planetario. Se busca que la mente actúe procesando todas las sensaciones sin necesidad de analizarlas una a una, se procura arañar esa milésima de segundo mediante… ¿la intuición?.

El bioquímico Rupert Sheldrake, autor de la Teoría de los Campos Mórficos donde habla de la idea de que las mentes de todos los individuos de una especie -incluido el hombre- se encuentran unidas y forman parte de un mismo campo mental planetario, ha escrito un nuevo libro llamado "El séptimo sentido: la mente extendida" donde explica este mecanismo de saber antes de saber, conocer antes de procesar y de cómo podemos, una milésima antes de tiempo, procesar la información uniendo holisticamente nuestra mente, en resumen: la intuición llevada mas allá del limite de la precognición del sexto sentido llegando a un estadio superior: “conocer sin conocer”.

Lo curioso es que el esoterismo habla de estos temas hace siglos, la Teoría de los Campos Mórficos la hemos llamado “registro akashico” el sexto sentido lo hemos llamado precognición y el séptimo sentido, es muy conocido en el mundo místico oriental como 第七感 “Sebun Senshizu” que incluso ha dado lugar a libros de manga y anime basados en este sentido especial, con el titulo “Caballeros de Athena” (en España se llamaron los “Caballeros del Zodíaco).

Una vez mas comprobamos como el saber tradicional místico y esotérico es alcanzado por la ciencia moderna. 

A los esoteristas nos pasa lo mismo que a los herbolarios. A los herbolarios los tratan de pseudo ciencia por decir que la infusión de corteza de sauce calma el dolor de cabeza, hasta que alguien descubre el componente de dicha corteza C9H8O4, le llama aspirina lo pone en una caja y le consigue un legajo que permite llamarlo medicamento. 

Como digo a los esoteristas nos pasa lo mismo, hablamos del registro akashico y el séptimo sentido y nos llaman “brujos” hasta que algún científico  documenta un metodo y le pone el sello de “académico”




lunes, 31 de marzo de 2014

¿De verdad estamos preparados para emprender la perfección espiritual?


Hoy nos tomamos la licencia de abordar un tema que suele molestar a los que creen tener la verdad de su lado y que cualquier cuestionamiento de sus emanaciones sean orales o escritas les hace revolverse en su silla despreciar la opinión contraria. Nos referimos a tomarnos la licencia de especular en torno a la necesidad o no de la perfección espiritual que tantas veces defendemos. Muchos buscamos, de muchas maneras, nuestra propia perfección, en especial en el mundo esotérico y espiritual, pero, detengámonos un momento y preguntémonos ¿Estamos en seguros de cual es la dirección de nuestro perfeccionamiento?. ¿Vamos a ser mejores interiormente siguiendo un camino esotérico?, ¿acaso servimos mejor a nuestra familia y nuestra sociedad?.


El camino esotérico nos enseña que el conocimiento es la base, lo indispensable para dar el primer paso, por que el conocimiento nos aleja de dogmas y perjuicios de las supersticiones que preñan el ambiente. También nos pide ciertas dosis de humildad y paciencia para recorrer, paso a paso, el camino marcado por los maestros predecesores que nos dibujan la ruta trazando un fugaz dibujo en el etéreo elemento con su dedo. Nos piden también la sumisión a las leyes naturales y jerarquías, al la introspección de los símbolos, al respeto a los rituales y mecánicas de trabajo.

Un camino que nos inculca lealtad, nos señala a los maestros como verdaderos hermanos y nos pide amar y reverenciar los pasos de todo corazón, y todo ello con libertad de conciencia y elección.

Hacemos un ejercicio memoria histórica, y quizás en épocas pretéritas, cuando atardecía y las labores no podían realizarse, el buscador de la luz bien pudiera sentarse en el atrio, solo o en compañía, para especular sobre las verdades eternas y sobre como ser artífices del propio destino sondeando en la comprensión de las fuerzas del universo y de cómo nos influyen. Podían pasar un tiempo diario, escudriñando las señales, deteniéndose en el detalle de un símbolo, comprender una palabra o una intención.

Hoy vivimos en un mundo 8+8+8 8 horas para descansar, 8 para trabajar y las 8 restantes de libre disposición, que nos dejan el tiempo limitado a la supervivencia, no tenemos mas vida, los que la tienen, para fugaces vacaciones que no nos permiten tiempo para conocernos a nosotros mismos.

Y en esta realidad ¿De verdad estamos preparados para emprender la perfección espiritual?.

Lo cierto es que quienes hemos recibido los primeros pasos en el camino, sabemos que brillamos en nuestras conciencias y se nos enciende la luz de deber y la verdad siendo difícil parar, pero ¿Vale la pena empezar?

lunes, 24 de marzo de 2014

Dar cera, pulir cera.


Los que tenemos cierta edad, recordamos la memorable escena del Maestro Miyagi y su alumno Daniel San en la película “Karate Kid”, recordémosla.

Un joven, Daniel San, quiere aprender Karate con el conserje de su edificio, en su primera cita para aprender Karate, el muchacho llega dispuesto a liarse a mamporros con algún saco de entrenamiento o ha hacer catas de artes marciales, sin embargo, su Maestro pronto lo pone en su sitio, esta es la conversación:

-Primero hacer pacto sagrado, esa mi parte, tu prometes aprender, esa tu parte, yo digo, tu haces, no preguntas, esa tu parte, ¿trato?
-¡Trato!, contesta Daniel San animosamente
-Hay, primero lavar todos coches, luego cera.
-¿Por qué tengo que lavar to….
-No, no, no, recuerda trato, no preguntas.
-Si pero…
-Dar cera mano derecha, pulir cera mano izquierda., inspirar por nariz, espirar  por boca, dar cera, pulir cera, no olvides respiración, muy importante, dar cera, pulir cera, dar cera, pulir cera
-¿De donde han salido estos coches?
-Detroit, dar cera, pulir cera, dar cera, pulir cera, dar cera, pulir cera

Dejando de lado que la traducción en España es desastrosa, dado que pulir implica eliminar el encerado, y que tendría que haber sido “dar cera, quitar cera” “Wax on, wax off” en el original, este texto es interesante en el contexto del aprendizaje esotérico.

Antes, dió cera
y pulío cera.
Los sistemas iniciáticos, todos ellos, tienen componentes que a veces son incomprensibles para el aprendiz o neófito, sobre todo en esta época donde demasiadas veces nadie se fía de nadie, sin embargo, el paso adelante, ese salto de fe, es indispensable y continuado en el tiempo. Cuando la iniciación es grupal, donde el neófito se une al grupo, es normal pedirle por adelantado una cantidad de dinero considerable, a veces las cuotas de uno o varios años... ¿Quieres entrar en un grupo iniciático?, lo demuestras poniendo varios cientos de euros encima de la mesa. ¿Es esto bueno o malo?, evidentemente aleja a los curiosos y solo acceden los que tienen una intención firme y decidida.

Pero mas allá de esto,  el recipiendario a un camino esotérico tiene que pagar, no necesariamente dinero, pero si pagar un peaje lo suficientemente duro para eliminar a cualquier curioso o no resoluto. Ese peaje, que es al margen del económico, busca garantizar que la enseñanza se mantendrá en el tiempo y que el candidato esta dispuesto a recorrer todo el camino iniciático.

Además, las enseñanzas esotéricas no se pueden dar como quien explica aritmética, tienen un proceso que se prolonga en el tiempo con caminos escasamente trazados y que en demasiadas ocasiones hay que detener al alumno para que no se contamine de datos o conocimientos espurios.  Dicho de otro modo, si el esoterismo, la magia, fuera aritmética, y el alumno esta aprendiendo las divisiones, si el Maestro lo ve jugando con raíces cuadradas le dará una simbólica “colleja”, tal como dice Miyagi “tu prometes aprender, esa tu parte, yo digo, tu haces, no preguntas, esas tu parte”

¿Estas dispuesto a “dar cera, pulir cera"?

sábado, 22 de marzo de 2014

Únete a nosotros

Tres, máximo cuatro veces al año, abrimos nuestras puertas para quien quiera asociarse con nosotros.  Y este es el momento.


GFB es una asociación, no nos consideramos una Escuela de Misterios al estilo de los antiguos, tampoco somos una Gran Logia ni un Pronaos, sin embargo nos hacemos exactamente las mismas preguntas ¿Quién soy?, ¿De donde vengo?, ¿Dónde estoy?, ¿Por qué?.

Conscientes de que la vida profana y moderna han desvirtuado las enseñanzas de la Tradición, convirtiéndolas en un mercadeo, los fundadores de GFB, nos hemos configurado en asociación cultural sin ánimo de lucro.

En nuestros estatutos tenemos dos figuras, la del asociado y la del socio.

Un asociado, es un miembro de la asociación cuya actividad principal es aprender desde el principio, sin estridencias y con un lenguaje llano y sencillo la Tradición esotérica, la filosofía perenne y las practicas de mejora personal y espiritual que ofrecemos.

Para tal fin, GFB, imparte mediante temarios semanales, cortos, concisos y sencillos, nuestras enseñanzas. Estas son progresivas, con un ascenso en el conocimiento medido y suave, para que dicha enseñanza y por decantación lo importante se inocule en el aprendiz. GFB asimismo promueve el contacto local con los demás asociados, a fin de crear una fraternidad entre todos.

Un socio es un asociado, que está en el equipo de elaboración de los temarios y/o en el trabajo administrativo de la asociación.

Queremos que nuestros asociados sean nuestra bandera y nuestra imagen, que por el ejemplo de su sabiduría y actitud promuevan a la senda del conocimiento esotérico a otras personas que, desperdigadas, se agotan intentando aprender en sistemas poco prácticos o mercantilistas.

El coste de asociacion es de 45 euros ANUALES, mas informacion gestion@gfbelcamino.org
´
El proximo curso comienza el 4 de abril

viernes, 21 de marzo de 2014

El mundo esotérico y los códigos secretos


Los secretos y las sociedades humanas están ligados por las emociones mas poderosas. Basta indicar que algo es secreto para que quien no deba saberlo quiera desvelarlo y para quien deba saberlo aprenda a revelarselo. Vivimos en una era donde la información circula de modo tan rápido que ni siquiera nos paramos a pensar si los datos que nos llegan son verídicos. Pero, en el mundo iniciático, el secreto y su velación mediante códigos sigue siendo una realidad.

Grandes escritores como Alan Poe (El escarabajo de oro), Verne (Viaje al centro de la Tierra, 800 leguas por el amazonas), Connan Doyle (El gloria Scott, la aventura de los bailarines) haciéndose eco de la información revelada a los iniciados y velada a los profanos.

El secreto llega a términos risibles, cuentan que Bruto hablaba con Cicerón y con Casio, siendo observados por Julio Cesar que quería ser informado de la conversación. Por ello, Julio Cesar interpeló a Bruto preguntándole ¿Que os decía Cicerón?, a lo que bruto respondió: no puedo saberlo, nos hablaba en griego, ni Casio ni yo hablamos griego, no hemos podido enterarnos, al menos yo creo que era griego, sonreíamos por cortesía. Esta anécdota nos sirve para reflexionar de como alguien puede llegar al esperpento e incluso a jugarse la libertad o la vida para defender un secreto.

Es verosímil que en la historia, ademas de los símbolos, las sociedades iniciáticos hayan desarrollado un sistema, aunque sencillo de encriptación, veamos los dos alfabetos mas conocidos, el masónico y el templario.

Alfabeto masónico



Alfabeto templario



No puedo terminar este post sin decir una mítica frase: 

Nautron respoc lorni virch

lunes, 17 de marzo de 2014

Dándole vueltas a las fechas señaladas.


En ocasiones en este blog hemos hablado de distintas fechas que para movimientos espirituales, religiosos e iniciáticos, son particularmente relevantes. Habitualmente hablamos de los dos solsticios y los dos equinoccios.


Los solsticios son los momentos que el sol alcanza la mayor declinación norte o sur (según sea invierno o verano) en el cielo hay una aparente quietud del sol y los equinoccios son los momentos que el sol esta situado en el ecuador terrestre.

En el solsticio de invierno se han celebrado o se celebran las saturnales romanas, la navidad o los festivales asiáticos

En el solsticio de verano se han celebrado o se celebra San Juan, las fuerzas del Yin o la fiesta del sol esenia.

El equinoccio de primavera se celebra todo tipo de fiestas de alegría, como las de primavera de Murcia, las fallas, las fiestas del vino y por supuesto San José.

El equinoccio de otoño son las festividades de Ángeles y arcángeles.

Hasta aquí, algo conocido, pero ¿y las fechas intermedias?, estos 4 puntos del calendario, tienen en común que en sus “medios caminos” también tienen fechas especiales, estas serian, aproximadamente:

8 de mayo, candelaria, festividad actualmente religiosa con el origen en la fiesta de la luz y del ritual de las velas.

30 de abril, vísperas, o fiesta del Walpurgis, festividad de Beltane en honor a Belenos, dios del fuego y por supuesto… aquí algo barroco… “cumpleaños de Satanás”

1 de agosto, lammas una de las festividades wiccanas de La Rueda del Año. Lammas también es conocido como Lughnasadh, posiblemente precursor del actual día de acción de gracias en EEUU.